Blogia
Ceranda

REGIONES “OBJETIVO UNO” Y DEFINICION DE OBJETIVOS ESTRATEGICOS

REGIONES “OBJETIVO UNO” Y DEFINICION DE OBJETIVOS ESTRATEGICOS Escrito por Felipe M. Cañibano

Ceranda

Ríos de tinta se han vertido a propósito de la salida de la Comunidad de Castilla y León como región objetivo uno y mucha demagogia se ha empleado por parte del Gobierno de la Junta de Castilla y León encargados de gestionar los fondos comunitarios durante los años que ha durado dicha situación y políticos de “medio pelo” de la oposición que tampoco han sabido hacer el papel que en un estado de derecho le asigna a la oposición y se han dedicado desde el victimismo hasta el lanzar propuestas demagógicas de políticos irresponsables . Desde esta atalaya no vamos a señalar, de momento, a ninguno en especial de las dos clases citadas, aunque si les vamos a dedicar un epíteto o lapidario para que tengan clara conciencia que la ciudadanía les conoce perfectamente a tanto adulador-demagogo-incompetente: “No sois los hijos de Aquiles, sino que sois aquél mismo en persona”
Contrasta, por el contrario los esfuerzos del Sr. Rodríguez Zapatero Presidente del Gobierno Español y el Sr. Sócrates Primer Ministro Luso al poner en marcha el Plan Mibel (Mercado Ibérico de la Electricidad) que comenzará a ser una realidad a partir de julio de este año, con un mercado potencial del 50 millones de usuarios, como asimismo el futuro mercado común del Gas dentro de un plan estratégico común con la administración portuguesa a llevar a cabo a partir del primer trimestre de 2006
No estaría de mas que estos representantes de la ciudadanía vieran ejemplos como estos para pensar en soluciones positivas para la Comunidad de Castilla y León (especialmente el Oeste de la Comunidad) y pensaran en proyectos de regiones transfronterizas, por ejemplo, acordándose de paso del Pueblo Portugués, mejorando nuestras relaciones y no facilitando a nadie “soluciones colchón” (Europa dudo que lo conceda) que lo único que harían –en mi opinión- es precipitar lo inevitable y cubrir tanta mediocridad de buena parte de la llamada “clase política” de Castilla y León.
A lo mejor desde alguna Fundación, de ámbito nacional, con solvencia más que acreditada se termina por reformular, a escala nacional, lo concerniente a la gestión de ayudas europeas. Estrújense algo el cerebro. Un poquito de “por favor” señores.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres