Blogia
Ceranda

Encuesta prejuiciosa y sospechosa hacia los ciudadanos Marroquies

Encuesta prejuiciosa y sospechosa hacia los ciudadanos Marroquies Por un buen uso de datos publicos de las Administraciones

Escrito por Diego Llorente, Coordinador de SOS RACISMO en la CAM

Las organizaciones firmantes, hemos tenido conocimiento a través de la Oficina de Información y Denuncias de SOS Racismo Madrid, de la existencia y circulación de una encuesta de opinión elaborada por la consultora IMOP, dirigida a población marroquí residente en Madrid. Nos encontramos sorprendidos por el contenido de las encuestas, por la forma en que se realiza el estudio, por la incoherencia entre los fines aducidos y los contenidos sobre los que se indaga y por quien y para qué se utilizará la información recabada. El estudio estaría dirigido por la profesora Berta Alvarez Miranda, del Departamento de Sociología de la Educación de la Facultad de Cc. Políticas y Sociología, Univ. Complutense de Madrid. El financiamiento correspondería a la Comunidad Europea, quien enmarcaría este estudio en uno más amplio realizado simultáneamente en Londres y Berlin.

El fin de la investigación sería el de “aportar elementos que enriquezcan el debate sobre las condiciones necesarias para una plena integración de la comunidad musulmana en las sociedades europeas ”.

Las organizaciones firmantes, tras habernos puesto en contacto con la empresa IMOP, así como con la Universidad Complutense, en este último caso con el Departamento de Sociología de la Educación y al Rector, hemos decidido sacar el caso a la luz, al no obtener ninguna respuesta convincente, ya que entendemos reviste mucha gravedad por las siguientes razones:

- En relación a la metodología de selección de los entrevistados utilizada, por un lado se plantea que el encuestado ha sido elegido “al azar”, pero se tiene previamente el nombre, apellido, domicilio y teléfono de las personas a ntrevistar, a partir del acceso a datos del padrón del Ayuntamiento de Madrid. Según la empresa, el Ayuntamiento de Madrid fue quien facilitó a la Universidad los datos de marroquíes extraídos del padrón, amparándose en el marco de la Ley Orgánica 15/1999 “cuyos artículos 11 y 21 permiten la cesión de datos personales sin conocimiento previo del interesado "cuando la cesión se produzca entre Administraciones Públicas y tenga por objeto el tratamiento posterior de los datos con fines históricos, estadísticos o científicos ". Sin embargo, creemos que la utilización de las direcciones y nombres de los encuestados sí que puede vulnerar su derecho a la intimidad, por no ser conforme su uso de
acuerdo a la Ley de Protección de Datos citada. Desde la consultora autora de la encuesta se nos dice que al tratarse de un intercambio de datos entre Administraciones públicas y con fines estadísticos, no se necesita el consentimiento de los afectados. Así está dispuesto por la ley, pero lo que la ley señala a continuación es que para que sea posible esta excepción hay que informar al interesado de forma clara de la razón de la petición de los datos y su destino final. Nada de esto parece haberse hecho. En ningún sitio de la encuesta se menciona a la UCM, ni colocan datos básicos como ser un encabezado con un logo de la universidad, nombre del responsable y teléfono, como sí suele hacerse en otros estudios sociológicos que promueven las universidades.

- La encuesta contiene una serie de preguntas que afectan directamente a la libertad religiosa de las personas, como las referidas a sitios donde se ha recibido formación islámica, si se envía dinero a alguna organización, intensidad de vivencia del hecho religioso y frecuencia a mezquitas y, una serie de frases donde se pregunta a la persona si está de acuerdo y donde una expresa textualmente “Los atentados del 11 de marzo en Madrid fueron un acto de defensa del Islam”.

- No consideramos ajustadas a la legalidad vigente, que consagra del derecho a la intimidad de las personas, algunas de las preguntas del instrumento de recolección de información en cuestión, que avanza en datos muy delicados y en forma cuasi policial, y que pueden afectar la integridad y la seguridad de las personas a las que entrevistan. Por ejemplo, preguntas como ¿Quiénes viven en el hogar? ¿Si ha ido a vivir a otro país durante más de seis meses?, etc...

Creemos que indagar sobre estas cuestiones, en un momento tan delicado para la comunidad marroquí, que se ha visto sacudida por actos terroristas de individuos de su comunidad y que han aumentado paralelamente actitudes abiertamente racistas y discriminadoras hacia esta comunidad, que es considerada “sospechosa per se”, genera miedos y susceptibilidades legítimas en las personas encuestadas.

Asimismo el conjunto de organizaciones firmantes, consideramos peligroso el manejo de estos datos, además de los reparos éticos que de por si nos plantea el hecho de identificar con nombre y apellido a las personas que respondan, así como su domicilio. No es una encuesta de promoción de un producto o de intención de voto, los datos son muy comprometidos, el “para que” es difuso y no se respeta el anonimato de las personas.

Tampoco se ha informado/explicado este estudio a las asociaciones de marroquíes y mezquitas, como sostiene en su defensa la empresa IMOP

En definitiva, por todo lo dicho, pensamos que se pueden estar violando principios básicos que consagran la intimidad y los derechos de las personas y que las respuestas, que reiteramos, distan de ser anónimas, y pueden comprometer seriamente a las familias marroquíes que residen en Madrid. Además esta metodología genera un efecto de temores lógicos en una población muy sensibilizada. No entendemos tampoco, pero ya no nos metemos en eso, qué validez pueden tener unas respuestas condicionadas por la desconfianza que seguramente no guardarán relación con la realidad ya que estimamos tendrán un alto grado de error. El estudio tal como se lo encara nos parece que poca cosa puede aportar a la integración de la comunidad inmigrante musulmana y al conocimiento científico de la misma. Ni la metodología ni los cuestionarios parecen ajustarse a los fines ni a una realidad a la que se la debería afrontar con un mayor rigor científico, sutileza y respeto a las personas.

Por tales motivos, les solicitamos a los responsables que retiren de circulación dicha encuesta, perjudicial por las razones enumeradas, reservándonos el derecho de emprender las acciones legales oportunas, de continuar por este camino. Queremos dejar en claro que no queremos boicotear ni actuar a la defensiva ante estudios que involucren a la población árabe y/o musulmana, es más, estamos abiertos y dispuestos a colaborar en todas aquellas investigaciones que estimemos serias y respetuosas de los plenos derechos y libertades de la gente, pero este no parece ser el caso.

nota del editor: si alguien precisa el contacto directo con este señor lo tenemos a su disposicion
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres